Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 39. Núm. 9.
Páginas 579-581 (Diciembre 2015)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 39. Núm. 9.
Páginas 579-581 (Diciembre 2015)
Carta científica
DOI: 10.1016/j.medin.2015.02.002
Acceso a texto completo
Enfermedad de Weston-Hurst en paciente con convulsiones
Weston-Hurst disease in a patient with seizures
Visitas
4231
J.L. Serrano-Martíneza,
Autor para correspondencia
jlserranomi@gmail.com

Autor para correspondencia.
, M. Redondo-Ortsb, C. Madrid-Navarroc, J.M. Pérez-Villaresb, A. Fernández-Carmonab
a Servicio de Medicina Interna, Hospital Universitario Virgen de las Nieves, Granada, España
b Servicio de Cuidados Críticos y Urgencias, Hospital Universitario Virgen de las Nieves, Granada, España
c Servicio de Neurología, Hospital Universitario Virgen de las Nieves, Granada, España
Este artículo ha recibido
4231
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Texto completo

La leucoencefalitis aguda hemorrágica (LAH) o enfermedad de Weston-Hurst es una rara presentación hiperaguda y fulminante de la enfermedad desmielinizante, constituyendo la forma más grave de encefalomielitis aguda diseminada (EAD). Descrita en 1941 por E. Weston-Hurst1 afecta fundamentalmente a niños y adultos jóvenes, estando precedida casi siempre por una infección respiratoria.

Presentamos el caso de un varón de 23 años, alérgico a penicilinas, sin otros antecedentes clínicos ni tóxicos salvo haber presentado una infección de vías respiratorias altas 14 días antes. Es llevado al Servicio de Urgencias por episodio de desconexión del medio, ausencia de emisión de lenguaje y convulsiones tónico-clónicas con relajación de esfínteres. Se encontraba hemodinámicamente estable, con temperatura de 37,2°C, una puntuación en la escala de coma de Glasgow de 11 (apertura ocular 2, respuesta verbal 4 y respuesta motora 5) y hemiparesia derecha. Analíticamente destacaban 16.420 leucocitos/μl con neutrofilia del 95%. En la tomografía computarizada (TC) craneal de urgencia se observaba una lesión hipodensa subcortical frontal izquierda, que no captaba contraste, con efecto masa que colapsaba parcialmente los ventrículos laterales y desplazaba 8mm la línea media. Ingresó en el Servicio de Neurocirugía con el diagnóstico de probable glioma de bajo grado. Se completó el estudio con resonancia magnética (RM) cerebral en la que se confirmaba la existencia de una lesión hiperintensa no captante, que ocupaba el lóbulo frontal izquierdo con extensión al lóbulo parietal y cuerpo calloso con signos de herniación subfalcial (fig. 1A). El comienzo de fiebre con un pico de 38,2°C hizo sospechar la posibilidad de encefalitis vírica y se comenzó de manera empírica tratamiento con aciclovir y posteriormente se amplió con cobertura antibiótica consistente en aztreonam, metronidazol y linezolid. Debido a un rápido deterioro del nivel de consciencia que presentó el paciente, se trasladó a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y una vez estabilizado se intervino de urgencia mediante craniectomía descompresiva encontrándose un tejido friable y muy edematizado, con signos de hipertensión intracraneal, pero sin lesiones corticales que sugirieran lesión tumoral. Se enviaron muestras tanto de líquido cefalorraquídeo (LCR) como de tejido encefálico a los laboratorios de Microbiología y Anatomía Patológica. El postoperatorio trascurrió en la UCI con escasa mejoría, persistiendo la afasia y rigidez de miembros. En el control por RM aunque había disminución de la desviación de la línea media, se mantenían lesiones hiperintensas residuales (fig. 1B). Las serologías de VIH, virus herpes, Mycoplasma sp. y Chlamydia sp. resultaron negativas, así como la reacción en cadena de la polimerasa (PCR) para virus neurotropos (virus herpes tipo 1 y 2, varicela zóster, citomegalovirus, virus de Epstein-Barr y virus Toscana) y cultivos microbiológicos de las muestras de tejido cerebral. Los hallazgos de la histopatología del tejido resecado mostraban importante hemorragia perivascular e infiltrado neutrofílico y macrofágico de las vainas perivasculares de arteriolas y capilares junto a desmielinización marcada, siendo compatible con el diagnóstico de LAH (enfermedad de Weston-Hurst). El paciente se trató inicialmente con bolos de 1g de metilprednisolona durante 5 días y al no haber mejoría se inició terapia con plasmaféresis, realizándose 7 ciclos, presentando una evolución favorable a estos últimos.

Figura 1.

A) RM en secuencia T2 antes de la craniectomía descompresiva. B) RM en secuencia T2-Flair postintervención.

(0,11MB).

La LAH es una EAD poco frecuente y con afectación neurológica grave. Su clínica acontece de forma brusca en forma de depresión del nivel de consciencia, cefalea, fiebre, rigidez nucal, signos de piramidalismo, leucocitosis con neutrofilia y, ocasionalmente, crisis convulsivas2. El LCR suele presentar una presión elevada, con una celularidad que varía de unos pocos linfocitos a la pleocitosis neutrofílica más típica, junto a hiperproteinorraquia y valores de glucorraquia normales. Fisiopatológicamente constituye un proceso autoinmune hiperagudo provocado por una reacción cruzada entre antígenos de un agente infeccioso y los del sistema nervioso central (SNC) del paciente. El antecedente infeccioso más frecuente lo constituyen las infecciones respiratorias altas, si bien también se ha relacionado con vacunaciones contra enfermedades víricas (virus de la parotiditis, sarampión y varicela)3,4. En algunos casos el proceso se asocia a defectos genéticos en la cadena del complemento5. Dado lo inespecífico del antecedente infeccioso y la frecuente ausencia de aislamiento microbiológico, la incidencia exacta de la enfermedad solo puede ser estimada y se basa fundamentalmente en series de autopsias de casos probados4. La LAH muestra de manera típica en la RM áreas de edematización y desmielinización circunscritas a la sustancia blanca acompañadas frecuentemente de efecto masa y hemorragias6. El diagnóstico de certeza lo proporciona la Anatomía Patológica con zonas de hemorragia junto a inflamación granulocítica y macrofágica del tejido nervioso a diferencia de la EAD en la que predomina el infiltrado linfocítico7. El diagnóstico diferencial incluye los procesos infecciosos del SNC (abscesos cerebrales, meningitis bacteriana aguda y encefalitis herpética), vasculitis del SNC y la EAD. El pronóstico es malo, con una mortalidad de hasta el 70% de los casos8 a los pocos días del debut sintomático. Aunque no hay pautas de tratamiento establecidas, la precocidad en la instauración de este y la monitorización de la presión intracraneal en la UCI son fundamentales. Se basa en la descompresión quirúrgica con craniectomía o ventriculostomía, pulsos de corticoesteroides a altas dosis, inmunoglobulinas endovenosas, inmunosupresores tales como la ciclofosfamida y plasmaféresis9,10. El tratamiento inmunosupresor en la LAH se fundamenta en la suposición de su fisiopatología autoinmune, basándose en la similitud con la EAD y la activación de linfocitos T autorreactivos contra la mielina que se produce en esta. De las terapias inmunes propuestas no hay evidencia de cuál de ellas, aisladas o en combinación, es mejor. Nuestro paciente tras permanecer 19 días en la UCI se trasladó a planta de Neurología y fue dado de alta con leve hemiparesia derecha y disfasia continuando actualmente su mejoría progresiva y sin haber presentado recurrencias.

Financiación

El presente trabajo no ha recibido subvención o soporte financiero de ningún tipo.

Conflicto de intereses

Todos los autores declaran no tener conflicto de intereses de ningún tipo y han cumplido todas las normas éticas pertinentes.

Bibliografía
[1]
E.W. Hurst.
Acute hemorrhagic leukoencephalitis: A previously undefined entity.
Med J Aust, 2 (1941), pp. 1-6
[2]
P. Fontoura, A. Mendes, M. Correira, M. Melo-Pires.
Weston Hurst acute haemorrhagic leukoencephalitis. Neuropathological study of one case [Article in Spanish].
Rev Neurol, 35 (2002), pp. 328-331
[3]
R.T. Johnson, D.E. Griffin, R.L. Hirsch, J.S. Wolinsky, S. Roedenbeck, I. Lindo de Soriano, et al.
Measles encephalomyelitis-clinical and immunologic studies.
N Engl J Med, 310 (1984), pp. 137-141
[4]
M.N. Hart, K.M. Earle.
Haemorrhagic and perivenous encephalitis: A clinical-pathological review of 38 cases.
J Neurol Neurosurg Psychiatry, 38 (1975), pp. 585-591
[5]
L. Broderick, C. Gandhi, J.L. Mueller, C.D. Putnam, K. Shayan, P.C. Giclas, et al.
Mutations of complement factor I and potential mechanisms of neuroinflammation in acute hemorrhagic leukoencephalitis.
J Clin Immunol, 33 (2013), pp. 162-171
[6]
S. Kuperan, P. Ostrow, M.K. Landi, R. Bakshi.
Acute hemorrhagic leukoencephalitis vs ADEM: FLAIR MRI and neuropathology findings.
Neurology, 60 (2003), pp. 721-722
[7]
M.A. Lann, M.A. Lovell, B.K. Kleinschmidt-DeMasters.
Acute hemorrhagic leukoencephalitis: A critical entity for forensic pathologists to recognize.
Am J Forensic Med Pathol, 31 (2010), pp. 7-11
[8]
N.W. Davies, M.K. Sharief, R.S. Howard.
Infection-associated encephalopathies: Their investigation, diagnosis, and treatment.
J Neurol, 253 (2006), pp. 833-845
[9]
T. Virmani, A. Agarwal, E.C. Klawiter.
Clinical reasoning: A young adult presents with focal weakness and hemorrhagic brain lesions.
Neurology, 76 (2011), pp. 106-109
[10]
J.R. Lori, B. Robert, D.Z. Nicole, G. Sherr, R. Maxwell, H.B. Clark, et al.
Use of therapeutic plasma exchange in the management of acute hemorrhagic leukoencephalitis: A case report and review of the literature.
Transfusion, 47 (2007), pp. 981-986
Copyright © 2015. Elsevier España, S.L.U. y SEMICYUC
Idiomas
Medicina Intensiva

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.