Información de la revista
Vol. 36. Núm. 8.
Páginas 597-598 (Noviembre 2012)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 36. Núm. 8.
Páginas 597-598 (Noviembre 2012)
Carta al Director
DOI: 10.1016/j.medin.2012.04.009
Acceso a texto completo
Consideraciones acerca del síndrome de capillary leak sistémico
Issues about systemic capillary leak syndrome
Visitas
...
B. Besteiro Grandío??
Autor para correspondencia
beatriz.besteiro@gmail.com

Autor para correspondencia.
, A. Vázquez González, M. Madruga Garrido, M. Mourelo Fariña
Servicio de Medicina Intensiva, Complexo Hospitalario Universitario A Coruña, A Coruña, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Sr. Director:

En relación con la carta científica recientemente publicada en su revista «Síndrome de capillary leak sistémico: descripción de un caso»1, nos gustaría hacer algunas consideraciones:

Los pacientes con síndrome de capillary leak sistémico (SCLS) presentan cuadros agudos definidos por la característica tríada de hipotensión, hemoconcentración e hipoalbuminemia, habiendo descartado albuminuria significativa. Llama la atención la presencia de hiponatremia grave (115 mEq/l) que no se describe habitualmente en esta entidad.

Se estima que un 79-82%2 de los pacientes con SCLS presentan una gammapatía monoclonal de significado incierto (GMSI). La presencia de una paraproteína en el suero de pacientes con un cuadro compatible hace el diagnóstico de SCLS más probable. Los autores no describen haber solicitado un proteinograma, aunque se realiza una biopsia de médula ósea que suponemos con esta finalidad.

Se han descrito varios triggers como las infecciones víricas (principalmente de vía respiratoria alta) hasta en tres cuartas partes de los pacientes, como apuntan los autores, así como la menstruación o un esfuerzo físico importante3. Sin embargo, la presencia de un hemocultivo positivo para Pseudomonas aeruginosa es un hallazgo poco aclarado por los autores, que deriva la sintomatología hacia otra entidad para la que habría sido necesario iniciar tratamiento antibiótico empírico desde el principio, aspecto al que no hacen referencia.

En la fase inicial, «leak phase», el tratamiento consiste en la expansión juiciosa de volumen y el uso de vasopresores con el objetivo de prevenir el daño orgánico por hipoperfusión. Algunos autores2,4 recomiendan una estrategia conservadora en la reposición de volumen, con el objetivo de mantener una presión venosa central en torno a 4-8mmHg (la mínima que permita una adecuada perfusión tisular), para así prevenir las secuelas derivadas de la fase inicial, así como el agravamiento de los síntomas de la «fase de reclutamiento». Dicho esto, nos parecería importante conocer con qué tipo de monitorización y con qué objetivos hemodinámicos se realizó la reanimación de este paciente que requirió 16 l de volumen en las primeras 48 h, y, con esta estrategia, qué presión intraabdominal tenía que pudiera contribuir al fallo orgánico.

Por último, los autores describen que el paciente presentó hiperpotasemia en 2 ocasiones, una de las cuales pudo ser causante de la parada cardíaca que el paciente presentó. El SCLS se ha asociado a insuficiencia renal aguda en el contexto de depleción de volumen intravascular con hipoperfusión renal y necrosis tubular aguda secundaria y en el contexto de rabdomiólisis. Se ha descrito también una parada cardíaca en el contexto de la rápida liberación de potasio tras una fasciotomía, debido a la reperfusión muscular5. Cabe preguntarse si el paciente presentaba una insuficiencia renal establecida o se trataba de una rabdomiólisis y si el inicio precoz de sustitución renal hubiera podido mejorar el pronóstico.

Se han publicado menos de 150 casos de SCLS en la literatura médica, probablemente el mayor conocimiento de esta entidad, junto con las mejoras en el soporte y la profilaxis de las recurrencias, contribuyan a mejorar el pronóstico de esta enfermedad.

Agradecimientos

A la Doctora Rita Galeiras por su colaboración.

Bibliografía
[1]
V. Arnaiz, A. de la Serna, R.A. Rivas, A.R. Ruiz, G. Zugazabeitia, J.I. Cornago.
Síndrome de capillary leak sistémico: descripción de un caso.
Med Intensiva, 36 (2012), pp. 238-239
[2]
K.M. Druey, P.R. Greipp.
Narrative review: the systemic capillary leak syndrome.
[3]
M. Gouseff, L. Arnaud, M. Lambert, A. Hot, M. Hamidou, P. Duhaut, et al.
The systemic capillary leak syndrome: A case series of 28 patients from a European registry.
Ann Intern Med, 154 (2011), pp. 464-471
[4]
P. Kapoor, P.T. Greipp, E.W. Schaefer, S.J. Mandrekar, A.H. Kamal, N.C. Gonzalez-Paz, et al.
Idiopathic systemic capillary leak syndrome (Clarkson's Disease): The Mayo Clinic Experience.
Mayo Clin Proc, 85 (2010), pp. 905-912
[5]
J. Perry, S. Balasubramanian, C. Imray.
Systemic Capillary Leak Syndrome resulting in compartment syndrome and the requirement for a surgical airway.
Anaesthesia, 64 (2009), pp. 679-682
Copyright © 2012. Elsevier España, S.L. y SEMICYUC
Idiomas
Medicina Intensiva

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.