Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 32. Núm. 4.
Páginas 172-173 (Mayo 2008)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 32. Núm. 4.
Páginas 172-173 (Mayo 2008)
Puesta al día en Medicina Intensiva: Neurointensivismo
DOI: 10.1016/S0210-5691(08)70934-3
Acceso a texto completo
El paciente neurocrítico
Visitas
...
E. Miñambresa,
Autor para correspondencia
eminambres@yahoo.es

Dr. E. Miñambres. Servicio de Medicina Intensiva. Hospital Universitario Marqués de Valdecilla. Avda. Valdecilla, s/n. 39008 Santander. Cantabria. España.
, F. Guerrero-Lópezb
a Servicio de Medicina Intensiva. Hospital Universitario Marqués de Valdecilla. Santander. España
b Servicio de Cuidados Críticos y Urgencias. Hospital Universitario Virgen de las Nieves. Granada. España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo

Los avances tanto de las terapias como de la tecnología en el área de la Medicina Intensiva han mejorado el pronóstico de los enfermos críticos. Estos avances se han debido al mejor conocimiento de la fisiopatología, a una mejor monitorización de los enfermos y a la introducción de tratamientos más efectivos. Sin duda, una de las áreas que más ha evolucionado en los últimos años ha sido el tratamiento global del enfermo neurocrítico.

Es interesante destacar que el modelo de Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) que se desarrolla en nuestro país está demostrando, con evidencia científica, ser el más eficaz para el paciente crítico. Así, tras el estudio de Pronovost et al1, que demostró que la presencia permanente de un intensivista se acompañaba de una reducción de la mortalidad en la UCI, otros autores han demostrado que la existencia de un equipo multidisciplinar en la atención del enfermo neurocrítico con la presencia full time de un intensivista dedicado a este tipo de enfermos disminuye tanto la mortalidad, intrahospitalaria y a largo plazo, como la estancia hospitalaria2,3. De hecho, en EE.UU. los cuidados neurocríticos se han convertido en la más reciente subespecialidad de la medicina crítica, fundándose la Neurocritical Care Society en 2003 con el apoyo de la Society of Critical Care Medicine4.

El tratamiento del enfermo neurocrítico se ha modificado sustancialmente en la última década. Han surgido nuevas técnicas de neuromonitorización como la presión tisular de oxígeno, el índice biespectral, la microdiálisis cerebral… que se han asociado a las técnicas tradicionales (presión intracraneal, saturación yugular de oxígeno, ecografía doppler transcraneal, etc.) con el objeto de detectar lo antes posible la isquemia que se produce en el daño cerebral secundario. La incorporación de estas tecnologías presenta como contrapartida el haber aumentando enormemente la complejidad para integrar la información disponible en estos pacientes. Aunque no se ha demostrado inequívocamente que el tratamiento guiado por estas técnicas mejore el pronóstico de estos enfermos, su uso se ha extendido rápidamente en la mayoría de las UCI.

Igualmente han surgido nuevos tratamientos, algunos discutidos y otros con unas indicaciones cada vez más consolidadas, como los fibrinolíticos en el ictus isquémico, el uso del factor VII activado recombinante para limitar el crecimiento del hematoma en las hemorragias cerebrales intraparenquimatosas, el uso de la hipotermia moderada, extremadamente controvertida en el traumatismo craneoencefálico (TCE), pero el único tratamiento efectivo para la mejora del daño cerebral tras una parada cardiaca por fibrilación ventricular.

De igual forma, los avances en otras especialidades han permitido mejorar el tratamiento del paciente neurocrítico. Así, el tratamiento endovascular en la hemorragia subaracnoidea por rotura de un aneurisma está plenamente consolidado, ofreciendo resultados superiores a la cirugía tradicional cuando ambos tratamientos son posibles5. Se vuelve a debatir el estudio de la craniectomía descompresiva para el tratamiento de la hipertensión endocraneal refractaria en el TCE6, a la espera de que los dos ensayos aleatorizados que actualmente están desarrollándose aporten más información (el estudio RESCUE en Europa y el estudio DECRA en Australia).

Todas estas novedades en el tratamiento del enfermo neurocrítico han obligado a los intensivistas a adaptarse a la nueva realidad de este tipo de enfermos, que presentan una mayor complejidad y que obligan a una mayor especialización y capacitación, y donde el abordaje multidisciplinar es indispensable para la mejora de la morbimortalidad de los pacientes.

En la presente serie de artículos pretendemos realizar una puesta al día sobre diferentes aspectos del enfermo neurocrítico, tanto en su fisiopatología como en su monitorización y tratamiento. También se pretende revisar temas específicos como el estatus epiléptico, la neuropatía del enfermo crítico o el síndrome de Guillain-Barré. Es evidente que dada la heterogeneidad de la patología neurocrítica no se podrán abarcar todos los aspectos relacionados con este campo de la Medicina. Por el carácter multidisciplinar que presenta el manejo de estos pacientes hemos querido contar tanto con intensivistas como con autores de otras especialidades (neurocirujanos, neurólogos, neurorradiólogos, etc.) que expondrán su visión personal de los temas científicos abordados. Queremos expresarles a todos nuestro profundo agradecimiento por su colaboración y entusiasmo. Esperamos que esta actualización del enfermo neurocrítico cumpla el objetivo previsto de difundir, con rigor científico, los avances en el conocimiento de esta área de la Medicina Intensiva.

Declaración de conflicto de intereses

Los autores han declarado no tener ningún conflicto de intereses.

BIBLIOGRAFÍA
[1.]
P.J. Pronovost, D.C. Angus, T. Dorman, K.A. Robinson, T.T. Dremsizov, T.L. Young.
Physician staffing patterns and clinical outcomes in critically ill patients: a systematic review.
JAMA, 288 (2002), pp. 2151-2162
[2.]
J.I. Suárez.
Outcome in neurocritical care: advances in monitoring and treatment and effect of a specialized neurocritical care team.
Crit Care Med, 34 (2006), pp. S232-S238
[3.]
P.N. Varelas, D. Eastwood, H.J. Yun, M.V. Spanaki, L. Hacein Bey, C. Kessaris, et al.
Impact of a neurointensivist on outcomes in patients with head trauma treated in a neurosciences intensive care unit.
J Neurosurg, 104 (2006), pp. 713-719
[4.]
Neurocritical Care Society Web site Disponible en: http://www.neurocriticalcare.org [Consulta: 19/12/2007].
[5.]
I. Van der Schaaf, A. Algra, M. Wermer, A. Molyneux, M. Clarke, J. van Gijn, et al.
Endovascular coiling versus neurosurgical clipping for patients with aneurysmal subarachnoid haemorrhage.
Cochrane Database Syst Rev, 19 (2005),
[6.]
J. Sahuquillo, F. Arikan.
Decompressive craniectomy for the treatment of refractory high intracranial pressure in traumatic brain injury.
Cochrane Database Syst Rev, 25 (2006),
Copyright © 2008. Sociedad Española de Medicina Intensiva, Critica y Unidades Coronarias (SEMICYUC) and Elsevier España, S.L.
Idiomas
Medicina Intensiva

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.