Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 33. Núm. 7.
Páginas 360-361 (Octubre 2009)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 33. Núm. 7.
Páginas 360-361 (Octubre 2009)
Carta al Director
DOI: 10.1016/j.medin.2009.01.001
Acceso a texto completo
Síndrome serotoninérgico por interacción entre linezolid, triptófano y metoclopramida
Serotonin syndrome due to interaction between linezolid, tryptophan, and metoclopramide
Visitas
...
A.. A. Colomar Ferráa,??
Autor para correspondencia
asuncolomar@gmail.com

Autor para correspondencia.
, P. Ventayol Boschb, J.M.. J.M. Rauricha
a Servicio de Medicina Intensiva, Hospital Universitario Son Dureta, Palma de Mallorca, Islas Baleares, España
b Servicio de Farmacia, Hospital Universitario Son Dureta, Palma de Mallorca, Islas Baleares, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Sr. Director:

El síndrome serotoninérgico es un cuadro clínico secundario a una hiperactividad serotoninérgica a nivel del sistema nervioso central y autónomo, producido por la interacción de dos o más fármacos.

Presentamos el caso de una mujer de 50 años sin antecedentes de interés que, tras una colecistectomía por vía laparoscópica, presentó varios abscesos abdominales complicados con shock séptico, por lo que precisó reintervención y drenaje. Durante los 42 días de ingreso en la UCI presentó múltiples complicaciones: reaparición de colecciones subfrénicas, síndrome de distress respiratorio del adulto y polineuropatía del paciente crítico. Se aisló Staphylococcus hominis en líquido peritoneal únicamente sensible a glucopéptidos y linezolid. El día 35 presentó deterioro neurológico con desconexión del medio, midriasis bilateral reactiva, clonus ocular, hiperreflexia sin hipertonía muscular acompañada de fiebre (38,5 °C), taquicardia sinusal (130lpm) e hipertensión arterial (195/95mmHg). Se realizó tomografía axial computarizada craneal y electroencefalograma sin alteraciones; no hubo deterioro de las funciones renal ni hepática ni elevación de creatininfosfocinasa. En las 24h previas al inicio de los síntomas por náuseas y vómitos se inició tratamiento con metoclopramida (10mg/8h). Orientamos el cuadro como de probable origen farmacológico por hiperactividad serotoninérgica debida a la administración de metoclopramida, linezolid y nutrición parenteral.

El síndrome serotoninérgico se caracteriza por la presencia de la tríada de alteraciones del estado mental (agitación, obnubilación, coma), hiperactividad del sistema autónomo (taquicardia, hipertensión, hipertermia) y trastornos motores (hiperreflexia, temblor, clonus, acatisia, rigidez muscular, midriasis). El diagnóstico es exclusivamente clínico, y el signo más característico es la presencia de clonus1; debe sospecharse en pacientes con tratamiento combinado con fármacos que puedan interaccionar aumentando los niveles de serotonina, y aparece en las primeras 24h tras el inicio de un nuevo fármaco o el aumento de la dosis.

Nuestra paciente estaba tratada con linezolid desde hacía 2 semanas, antibiótico inhibitorio de la monoaminooxidasa-A2 con efecto inhibidor de la serotonina; se le administraba nutrición parenteral, solución rica en triptófano (que puede incrementar la formación de serotonina)1; la clínica se instauró tras la administración de metoclopramida1, fármaco relacionado con la aparición del síndrome; todo esto produce,una hiperestimulación serotoninérgica. A las 12h de la retirada del tratamiento con linezolid y metoclopramida desaparecieron los síntomas.

Es probable que la verdadera incidencia del síndrome serotoninérgico sea mayor que la indicada en la literatura médica4, pues su diagnóstico es difícil en unidades de críticos donde los pacientes están politratados; los síntomas asociados a una hiperactividad autonómica son atribuibles a otras causas (como las infecciones) y los síntomas neurológicos y motores están enmascarados por los sedantes y relajantes musculares3. Además, tienen un amplio espectro de presentación y pueden aparecer únicamente algunos de los síntomas, pero en casos graves pueden producir hipertermia con taquicardia e hipertensión extrema y, secundariamente, acidosis metabólica, rabdomiólisis, shock, deterioro de las funciones renal y hepática y coagulación vascular diseminada, por lo que se plantea el diagnóstico diferencial con la hipertermia maligna o el síndrome neuroléptico maligno.

Bibliografía
[1]
E.W. Boyer, M. Shannon.
The serotonin syndrome.
N Engl J Med, 352 (2005), pp. 1112-1120
[2]
P.K. Das, D.I. Warkentin, R. Hewko, D.L. Forrest.
Serotonin syndrome after concomitant treatment with linezolid and meperidine.
Clin Infect Dis, 46 (2008), pp. 264-265
[3]
L. Bergeron, M. Boulé, S. Perreault.
Serotonin toxicity associated with concomitant use of linezolid.
Ann Pharmacother, 39 (2005), pp. 956-961
[4]
E. Sampson, J.P. Warner.
Serotonin syndrome: Potentially fatal but difficult to recognize.
Br J Gen Pract, 49 (1999), pp. 867-868
Copyright © 2008. Elsevier España, S.L. y SEMICYUC
Idiomas
Medicina Intensiva

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?