Información de la revista
Vol. 44. Núm. 5.
Páginas 321-322 (Junio - Julio 2020)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 44. Núm. 5.
Páginas 321-322 (Junio - Julio 2020)
Imágenes en Medicina Intensiva
DOI: 10.1016/j.medin.2019.07.003
Acceso a texto completo
Mala colocación de la sonda nasogástrica diagnosticada por ecografía en paciente postoperado de cirugía abdominal
Malposition of nasogastric tube diagnosed by ultrasound in abdominal surgery patient
Visitas
...
P.E. Edroso Jarnea,
Autor para correspondencia
palomaedroso@hotmail.com

Autor para correspondencia.
, L. Monge Solab, R. Vicho Pereirac
a Servicio de Medicina Intensiva, Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza, España
b Servicio de Medicina Intensiva, Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España
c Servicio de Medicina Intensiva, Clínica Rotger, Palma de Mallorca, España
Información del artículo
Texto completo
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (3)
Mostrar másMostrar menos
Texto completo

Un varón de 83 años de edad fue operado de suboclusión intestinal aguda. Bajo anestesia general, se llevó a cabo la liberación de la brida sin tener que realizase resección intestinal. Tras la cirugía, se insertó la sonda nasogástrica por vía nasal antes de trasladar al paciente a la unidad de cuidados intensivos y se comprobó su colocación escuchando un bolo de aire de 30cc inyectado con jeringa a través de la misma.

Pocos días después, el paciente inició un dolor abdominal severo (8 escala EVA). A la exploración, el abdomen estaba distendido y timpánico. La sonda nasogástrica se colocó en aspiración, pero fue improductiva. Se realizó una ecografía abdominal colocando la sonda transversal en región abdominal entre espigastrio y mesogastrio. Ahí se visualizó el antro gástrico dilatado, con contenido (ecogénico) y sin peristaltismo (fig. 1). El estudio se completó con TAC abdominal que confirmó la gran dilatación gástrica (fig. 2) y la presencia de la sonda nasogástrica en esófago. Se recolocó dicha sonda nasogástrica en aspiración, obteniéndose 1,5 litros de contenido gástrico. Tras ello, se comprobó en la misma ventana abdominal referida de ecografía, que el estomago estaba vacío a través del signo del ojo de buey (fig. 3). El paciente fue dado de alta después de 6 días.

Figura 3
(0,1MB).

La ecografía se ha convertido en una herramienta esencial para manejar múltiples situaciones en el paciente crítico. Invertir unos segundos para comprobar la correcta colocación de la sonda nasogástrica en el estómago con una ecografía puede prevenir el empleo de pruebas invasivas e innecesarias en nuestros pacientes.

Financiación

Los autores declaran no haber recibido ningún tipo de apoyo financiero para la realización del estudio.

Agradecimientos

Al Servicio de Medicina Intensiva de la Clínica Rotger.

Copyright © 2019. Elsevier España, S.L.U. y SEMICYUC
Idiomas
Medicina Intensiva

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.