Información de la revista
Vol. 47. Núm. 3.
Páginas 170-173 (Marzo 2023)
Vol. 47. Núm. 3.
Páginas 170-173 (Marzo 2023)
CARTA CIENTÍFICA
Acceso a texto completo
Plasmaféresis en las UCI de la Comunidad de Madrid
Plasmapheresis in the ICUs of the Community of Madrid
Visitas
1766
Á. Alonso-Ovies
Autor para correspondencia
a.alonso@salud.madrid.org

Autor para correspondencia.
, J. Álvarez Rodríguez
Servicio de Medicina Intensiva, Hospital Universitario de Fuenlabrada, Fuenlabrada, España
Este artículo ha recibido
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Material adicional (2)
Texto completo
Sr. Editor:

Se denomina plasmaféresis a la eliminación selectiva de plasma de forma automatizada. Cuando se extrae el plasma y se reemplaza por otro fluido con fines terapéuticos, se conoce como plasmaféresis terapéutica o intercambio terapéutico de plasma (ITP).

Mediante esta depuración extracorpórea se eliminan sustancias patogénicas (inmunoglobulinas, autoanticuerpos, inmunocomplejos, crioglobulinas, lipoproteínas, sustancias ligadas a proteínas y endotoxinas) relacionadas con multitud de enfermedades autoinmunes, enfermedades no inmunológicas (hipercolesterolemia familiar) o procesos agudos en que hay que sustituir una sustancia alterada por otra normal (púrpura trombótica trombocitopénica, tormenta tiroidea).

El fluido que sustituye el plasma extraído debe asumir las funciones fisiológicas del mismo, ser isovolumétrico e isooncótico. Los más utilizados son el plasma fresco congelado (PFC) y soluciones de albúmina. Ambos pueden generar complicaciones1,2, como pérdida de proteínas plasmáticas y factores de la coagulación si es albúmina, y reacciones alérgicas, posibilidad de transmisión viral, reacciones al citrato e hipocalcemia si es PFC.

Clásicamente, la plasmaféresis se realiza mediante centrifugación (c-ITP)3,4, pero el desarrollo de la técnica mediante membrana (m-ITP) (convección a través de un filtro con membranas altamente permeables) aporta importantes ventajas: sencillez, accesibilidad, menor coste, no pérdida de componentes celulares y no precisar anticoagulación en muchos casos5,6. Si añadimos que la m-ITP se puede realizar con aparatos habituales de diálisis o de técnicas continuas de reemplazo renal (TCRR), se explica su mayor utilización en los últimos años y su implementación en las UCI7-10.

Para evaluar la implantación de esta técnica en las UCI de la Comunidad de Madrid, se envió una encuesta a los jefes de servicio de las mismas en octubre del 2021 con la colaboración de la Sociedad de Medicina Intensiva de Madrid (SOMIAMA) (anexo 1), contemplando 3 aspectos principales: 1) realización de ITP en la UCI y fuera de la UCI y quién la realiza; 2) la logística para la realización en UCI (recursos y organización), y 3) pacientes tratados y procedencia.

Respondieron a la encuesta un total de 37 UCI (anexo 2), 24 de hospitales públicos de un total de 26 (92,3%) y 13 de hospitales privados de un total de 29 (44,8%). La tabla 1 muestra las características de los hospitales/UCI participantes.

Tabla 1.

Características de los hospitales y Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) participantes

N.° de camas del hospital  Complejidad hospital  N.° de camas de UCI  ¿Se hace plasmaféresis en tu hospital (fuera de la UCI)?  Servicio que realiza la plasmaféresis fuera de la UCI  ¿Se hace plasmaféresis en tu UCI?  Servicio que realiza la plasmaféresis en UCI 
Hospitales públicos
1.700  Alta  40  Sí  Nefrología  Sí  UCI, Nefrología 
1.200  Alta  41  Sí  Hematología  Sí  UCI 
1.200  Alta  38  Sí  Nefrología  Sí  UCI, Nefrología, Hematología 
900  Alta  24  Sí  Hematología  Sí  Nefrología, Hematología 
700  Alta  38  Sí  Hematología  Sí  Hematología 
660  Alta  18  Sí  Hematología  Sí  Hematología 
610  Alta  22  Sí  Hematología  Sí  Hematología 
495  Alta  22  Sí  Hematología  Sí  Hematología 
504  Media  18  Sí  Nefrología  Sí  UCI, Nefrología 
450  Media  24  Sí  Hematología  Sí  Nefrología, Hematología 
420  Media  12  Sí  Hematología  Sí  Hematología 
420  Media  16  Sí  Nefrología  Sí  UCI 
400  Media  16  Sí  Hematología  No   
358  Media  12  No    Sí  UCI 
350  Media  Sí  Nefrología  No   
325  Media  18  Sí  Nefrología  Sí  Nefrología 
300  Media  12  No    Sí  UCI 
300  Media  14  Sí  Nefrología  Sí  Nefrología 
250  Media  16  Sí  Nefrología  Sí  UCI, Nefrología 
325  Baja  16  No    No   
200  Baja  12  No    No   
130  Baja  11  Sí  Nefrología  Sí  UCI, Nefrología 
100  Baja  No    Sí  UCI 
90  Baja  No    No   
Privados
250    14  Sí  Hematología  Sí  Hematología 
190    16  No    No   
180    No    No   
180    12  Sí  Hematología  Sí  UCI 
170    16  No    No   
120    17  No    No   
120    12  No    Sí  UCI, Hematología 
100    No    Sí  UCI 
90    12  Sí  Hematología  Sí  UCI 
86    No    No   
80    12  No    Sí  UCI 
60    No    Sí  UCI 
20    No    No   

En 9 hospitales (24,3%) no se realizaba ITP ni dentro ni fuera de la UCI, 3 públicos (los 3 de baja complejidad) y 6 privados (todos ellos con menos de 200 camas).

En 21 hospitales (56,7%) se realizaba ITP «central» (fuera de la UCI) (18 públicos [77%], 3 privados [23%]) y era ejecutada en el 57,1% (12) de los casos por Hematología y en el 42,9% (9) por Nefrología. De los hospitales que no tenían ITP «central» (16, 43,2%) sí se realizaba este tratamiento en 7 UCI (43,75%) de ellos.

En el 70,3% (26) de los hospitales se realizaba plasmaféresis dentro de la UCI, pero esta era llevada a cabo solo por profesionales de la UCI en 10 de ellos (38,5%) y en combinación con otros profesionales (hematólogos o nefrólogos) en otras 6 unidades (24%). Es decir, que en un 38,5% (10) de las UCI en que se realizaba plasmaféresis los intensivistas no participaban en ella (fig. 1),

Figura 1.

Distribución de dónde y quién realiza la plasmaféresis en los hospitales participantes de la Comunidad de Madrid (CAM).

(0,17MB).

De las 26 UCI en que se realizaba ITP, solo se realizaba en pacientes ingresados en UCI en 7 unidades (26,9%), en pacientes de UCI e ingresados en planta en 14 (53,8%), solo en pacientes de planta de hospitalización en 1 (3,8%) y en pacientes de planta, UCI y ambulatorios en 4 UCI (15,4%).

En todas las UCI en que se realizaba ITP por profesionales de UCI (20) se utiliza m-ITP con aparatos de TCRR; 1 UCI no sabía el monitor utilizado y en las 5 UCI en que se realizaba por Hematología, el ITP se realizaba mediante c-ITP con máquinas del servicio de Hematología.

En cuanto a la disponibilidad de realizar la terapia, en 14 UCI (53,8%) se puede llevar a cabo en cualquier horario los 365 días del año, solo por la mañana pero cualquier día del año en 4 UCI (15,4%), solo en días laborables a cualquier hora en 2 unidades (7,7%) y solo por la mañana en días laborables en 6 UCI (23%).

Los profesionales que la pueden pautar y realizar son solo un grupo limitado dentro de la plantilla en 7 unidades (26,9%), mientras que en las 19 restantes (73%) el ITP lo puede efectuar cualquier médico y cualquier enfermera. Se debe destacar que, en 8 UCI con esta disponibilidad, la técnica no está realizada por intensivistas, sino por nefrólogos o hematólogos.

La media de pacientes tratados en UCI es 5,25/año, realizándose en ellos una media de 4,3 sesiones por paciente.

La utilidad de la plasmaféresis es evidente. La mayoría de los pacientes no son críticos o no necesitan ingreso en UCI para realizar la técnica, existiendo en la mayoría de los hospitales de alta y media complejidad españoles servicios que la llevan a cabo (Hematología, Nefrología). Cuando un paciente crítico necesita de este tratamiento, son estos servicios los que generalmente se hacen cargo de ella, siendo además servicios de referencia para hospitales que no disponen de plasmaféresis.

Para aquellos hospitales que no disponen de ITP «central», la posibilidad de realizar plasmaféresis en UCI tiene claras ventajas, ya que permite un tratamiento óptimo y a tiempo para los pacientes críticos que la precisen, sin requerir trasladado (evitando los trastornos y riesgos inherentes). Pero también puede dar cobertura a aquellos pacientes no críticos de otras especialidades, ingresados en planta o ambulatorios.

Los resultados de esta encuesta muestran que en la mayoría los hospitales con disponibilidad de plasmaféresis «central» (Hematología o Nefrología), el ITP dentro de la UCI también es realizada por estos profesionales «extra-UCI», aunque esto no debería ser impedimento para que también puedan realizarse por profesionales de la UCI.

Menos de la mitad de los hospitales que no tienen ITP «central» realizan esta en UCI, siendo en todos los casos los profesionales de UCI los que la llevan a cabo. Es decir, más de la mitad de estos hospitales tienen que trasladar a sus enfermos para recibir plasmaféresis.

En una elevada proporción de las UCI participantes, esta técnica tiene una elevada disponibilidad, tanto de horario, como de profesionales entrenados para realizarla, lo que garantiza que cualquier paciente que la necesite la va a tener siempre disponible.

La encuesta también muestra la disponibilidad de las UCI para realizar ITP en cualquier tipo de paciente (no solo críticos). De las UCI que realizan ITP, casi un 70% da este servicio también a pacientes hospitalizados no críticos, aunque solo el 15% abre esa posibilidad a los pacientes no hospitalizados (ambulatorios).

La UCI puede ser un buen lugar donde realizar ITP. Dispone de los medios técnicos necesarios, de la monitorización óptima y de personal con cualificación para realizarlo. Esta posibilidad amplía las prestaciones del hospital y la cartera de servicios de Medicina Intensiva. Significa, además, una oportunidad de colaboración con otros servicios que incrementa la apertura de la Medicina Intensiva.

Conflicto de intereses

Los autores del trabajo «Plasmaféresis en las UCI de la Comunidad de Madrid» declaran no tener conflicto de intereses. Declaran la no existencia de relaciones, actividades o intereses que estén relacionados con el contenido de este manuscrito (no existe relación con terceros, con o sin fines de lucro, cuyos intereses puedan verse afectados por el contenido del manuscrito).

Bibliografía
[1]
D. Shemin, D. Briggs, M. Greenan.
Complications of therapeutic plasma exchange: A prospective study of 1,727 procedures.
J Clin Apher., 22 (2007), pp. 270-276
[2]
N. Basic-Jukic, P. Kes, S. Glavas-Boras, B. Brunetta, L. Bubic-Filipi, Z. Puretic.
Complications of therapeutic plasma exchange: Experience with 4857 treatments.
Ther Apher Dial., 9 (2005), pp. 391-395
[3]
M. Lozano, A. Rivero, J. Cid.
Plasma exchange activity in the European Union.
Transfus Apher Sci., 58 (2019), pp. 278-280
[4]
M. Lozano, J. Cid, C. Areal, I. Romon, J. Muncunill, Spanish Apheresis Group.
Apheresis activity in Spain: A survey of the Spanish Apheresis Group.
Transfus Apher Sci., 49 (2013), pp. 560-564
[5]
S. Ahmed, A. Kaplan.
Therapeutic plasma exchange using membrane plasma separation.
Clin J Am Soc Nephrol., 15 (2020), pp. 1364-1370
[6]
C.N. Gashti, D.C. Andreoli, D. Patel.
Membrane-based therapeutic plasma exchange (mTPE): Technical and clinical experience.
J Clin Apher., 33 (2018), pp. 38-45
[7]
S. Redant, D. de Bels, K. Ismaili, P.M. Honoré.
Membrane-based therapeutic plasma exchange in Intensive Care.
Blood Purif., 50 (2021), pp. 290-297
[8]
C. Salazar Ramirez, D. Daga Ruiz, F. Cota Delgado, C. Fernández Aguirre, J.M. Fernández Añon, J.M. Garcia Fernández.
Utilidad de la plasmaféresis en cuidados intensivos [Utility of plasmapheresis in intensive care].
Med Intensiva., 34 (2010), pp. 74-78
[9]
R. Faria, A. Bucur, A. Gordinho, L. Falcão, A. Carrão, S. Fernandes, et al.
Therapeutic plasmapheresis: Seven year experience of an Intensive Care Unit in Portugal.
Acta Med Port., 35 (2022), pp. 176-183
[10]
D. Daga Ruiz, F. Fonseca San Miguel, F.J. González de Molina, A. Úbeda-Iglesias, A. Navas Pérez, R. Jannone Forés.
Plasmapheresis and other extracorporeal filtration techniques in critical patients.
Med Intensiva., 41 (2017), pp. 174-187
Copyright © 2022. Elsevier España, S.L.U. y SEMICYUC
Idiomas
Medicina Intensiva
Opciones de artículo
Herramientas
Material suplementario
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?