Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 29. Núm. 6.
Páginas 342-348 (Agosto 2005)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 29. Núm. 6.
Páginas 342-348 (Agosto 2005)
Acceso a texto completo
Recomendaciones internacionales en resucitación: del empirismo a la medicina basada en la evidencia
International recommendations in resuscitation: from empirism to evidence based medicine
Visitas
...
JA. Álvarez-Fernándeza, N. Perales-Rodríguez de Vigurib
a Hospital Hospiten Rambla. Santa Cruz de Tenerife. Islas Canarias. Espa??a.
b Hospital Universitario 12 de Octubre. Madrid. Espa??a.
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (3)
TABLA 1. Recomendaciones de las primeras conferencias de consenso sobre resucitación
TABLA 2. Temas revisados por los grupos de trabajo en la ILCOR C2005 (I)
TABLA 3. Temas revisados por los grupos de trabajo en la ILCOR C2005 (y II)
Mostrar másMostrar menos
Resumen
Los días 23 a 29 de enero de 2005, la ciudad de Dallas (Texas, EE.UU.) ha acogido la celebración de la Conferencia Internacional de Consenso sobre la Ciencia de la Resucitación Cardiopulmonar y de los Cuidados Cardiovasculares de Emergencias con Recomendaciones sobre Tratamiento (International Consensus Conference on CPR & ECC Science with Treatment Recomendations) convocada por el International Liaison Committee on Resuscitation (ILCOR) y abreviada como ILCOR 2005 International CoSTR Conference o ILCOR C2005. La participación en la conferencia sólo podía realizarse por invitación y el Plan Nacional de RCP fue invitado a participar con la función específica de realizar aportaciones durante la fase de discusión de las sesiones, basadas en su experiencia educativa desde 1986. Anteriormente se habían llevado a cabo conferencias similares en 1966, 1973, 1979, 1985, 1992 y 2000, pero ILCOR C2005 se ha diferenciado de todas ellas al centrarse sólo en el análisis de la evidencia científica sobre la que los diferentes consejos de resucitación podrán elaborar posteriormente sus recomendaciones. Si hubiera que elegir un titular periodístico para describir esta conferencia, sin duda sería el de "Resucitación basada en la evidencia".
Palabras clave:
resucitación, cuidados de emergencias, conferencias de consenso
Abstract
On January 23rd to 29th, 2005, in the city of Dallas (Texas, USA), the International Consensus Conference of the Science of Cardiopulmonary Resuscitation and Emergency Cardiovascular Care with Treatment Recommendations, organized by the International Liaison Committee on Resuscitation (ILCOR) and abbreviated as ILCOR 2005 International CoSTR Conference or ILCOR C2005, was held. Participation in the conference could only be done by invitation and the National CPR Plan was invited to participate with the specific function of making contributions during the session discussion phase, based on their educational experience since 1986. Previously, similar conferences had been conducted in 1966, 1973, 1979, 1985, 1992 and 2000, but ILCOR C2005 has differed from all of them because it has only focused on the analysis of scientific evidence on which the different resuscitation boards could then elaborate their recommendations. If a newspaper headline had to be chosen to describe this conference, it would undoubtedly be that of "Evidence based resuscitation".
Keywords:
resuscitation, emergency cares, consensus conferences
Texto completo

ANTECEDENTES

El desarrollo en los últimos 50 años de las técnicas y secuencias para el tratamiento de la parada cardíaca y de sus situaciones precursoras, junto con su difusión por asociaciones y sociedades científicas entre los profesionales sanitarios, los primeros intervinientes y el público en general, han posibilitado una resucitación más eficaz, lo que equivale a más vidas salvadas. Desde los primeros momentos, la estandarización por consenso fue un objetivo prioritario.

Norteamérica

En 1966 una primera conferencia conjunta realizada en los Estados Unidos de América por la National Academy of Sciences (NAS) y el National Research Council (NRS)1, y una segunda conferencia conjunta de ambos organismos llevada a cabo en 1973 con la presencia de la American Heart Association (AHA)2, emitieron sendas recomendaciones sobre la enseñanza y realización de las técnicas de resucitación que han sido determinantes para su posterior desarrollo y todavía hoy mantienen una enorme vigencia (tabla 1)3.

Desde entonces, la AHA fue pionera indiscutible en el campo de la Resucitación a través de las sucesivas conferencias de consenso realizadas cada 6 años desde 1974 y publicadas periódicamente en la revista de la Asociación Médica Americana4,5. En la celebrada en 19926 junto con la adopción del concepto de "cadena de supervivencia" (basado en la "cadena de socorro" europea) destacó una voluntad de universalidad y una firme apuesta por la evidencia científica como soporte en la elaboración de las recomendaciones, hechos ambos que se han confirmado de forma inequívoca en la siguiente década7.

Europa

Tras una experiencia pionera durante la realización en 1987, en Lyon (Francia), del 1er Congrès International d'Aide Medicale Urgente, se fundó en 1989 el Consejo Europeo de Resucitación (European Resuscitation Council-ERC), de carácter multidisciplinario. El ERC celebró en Brigthon, en 1992, su primera reunión de consenso, dando lugar a unas recomendaciones europeas para soporte vital básico y avanzado, que fueron publicadas en su órgano oficial, la revista Resuscitation8 y, posteriormente, fueron actualizadas en 1996 en un libro de texto específico que fue publicado coincidiendo con la celebración en Sevilla (España) de su Tercer Congreso9, y revisadas en 199810,11 y en 200012.

España: Plan Nacional de RCP

La Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y de Unidades Coronarias (SEMICYUC) fue pionera en España en la elaboración de recomendaciones en resucitación con el establecimiento en 1985 de una metodología docente y asistencial unificada, y con su difusión desde 1986 a través del "Plan Nacional de RCP" (PNRCP)13,14. La SEMICYUC participó activamente en la creación del ERC y formó parte del Comité Ejecutivo desde su fundación. El PNRCP aceptó de forma explícita en 1994 las recomendaciones del ERC15 y en 1996 adaptó a ellas sus recomendaciones nacionales, coincidiendo con el inicio de la tercera fase de su programa de formación16,17. LA SEMICYUC impulsó la creación del Consejo Español de RCP, con la participación de otras instituciones con actividad relevante en este campo.

ILCOR

La vocación de universalidad que presidió las recomendaciones difundidas en 1992 por todas las organizaciones llevó a la creación del Comité Internacional de Enlace en Resucitación (International Liaison Committee on Resuscitation-ILCOR), integrado por representantes del ERC y de la AHA, a los que se sumaron otros del Resuscitation Council of Southern Africa (RCSA), del Australian and New Zealand Resuscitation Council (ANZCOR), de la Heart and Stroke Foundation of Canada (HSFC), del Consejo Latinoamericano de Resucitación (CLAR) y de la Fundación Interamericana del Corazón (IAFH). Representantes de los consejos de resucitación de varios países asiáticos acuden también como observadores a las reuniones del ILCOR. En abril de 1997, durante la celebración en Brighton (Inglaterra, Reino Unido) de la conferencia "RCP'97: Hacia un objetivo común" ("CPR'97: Towards a Common Goal"), fueron presentados los primeros documentos públicos del ILCOR, consistentes en una recomendación sobre estrategias de desfibrilación precoz18,19 y un algoritmo universal para soporte vital avanzado20,21, propuestos para su aceptación universal y aplicación específica en los años sucesivos de acuerdo con las peculiaridades de cada continente y de cada país.

Recomendaciones Internacionales 2000

Durante los años 1999 y 2000 diversas reuniones auspiciadas por el ILCOR llevaron a la publicación simultánea en las revistas Resuscitation y Circulation de las International Guidelines 2000 on Cardiopulmonary Resuscitation (CPR) and Emergency Cardiovascular Care (ECC), que añadieron por vez primera el subtítulo de "consensus on science"7,12, y a la posterior publicación de los contenidos y discusiones de la conferencia22.

La metodología empleada para su elaboración fue muy diferente de lo realizado hasta esa fecha, pues fue la primera vez que se aplicó a nivel internacional un esquema de trabajo "basado en la evidencia" para elaborar recomendaciones en resucitación. Así, una discusión "cara a cara" entre expertos con elaboración de informes comenzó en marzo de 1999, una Conferencia para Evaluación de la Evidencia se desarrolló en Dallas en septiembre de 1999 con más de 250 participantes y, finalmente, la International Guidelines Conference se desarrolló en la misma ciudad en febrero de 2000 con más de 500 participantes. Para el proceso de revisión, debate, discusión y consenso se dispuso por vez primera de una web de acceso restringido para su empleo por los participantes.

Los diferentes consejos participantes asumieron íntegramente las Recomendaciones Internacionales 2000 y el ERC las adaptó a la realidad europea, publicándolas en Resuscitation23-25 y una versión en español en Medicina Intensiva26-28.

El "Estilo Utstein"

Uno de los factores que dificultaron durante años el estudio de la supervivencia de la parada cardíaca y de la eficacia/efectividad de las técnicas y secuencias de resucitación fue, hasta fechas recientes, la ausencia de una metodología unificada para la comunicación de resultados. Tal ausencia fue resuelta en los años noventa con la co-publicación, en diversas revistas de gran renombre, del denominado "Estilo Utstein" (nombre de la abadía noruega donde se realizaron las reuniones para su elaboración), para la comunicación de resultados en la parada cardíaca extrahospitalaria29, intrahospitalaria30 o pediátrica31, y de recomendaciones concretas para la investigación de laboratorio en resucitación32.

Las definiciones y los modelos de análisis y comunicación de resultados del Estilo Utstein han sido ampliamente empleados en los últimos años, aunque no se haya llegado a alcanzar uno de sus principales objetivos: la elaboración de grandes registros nacionales e internacionales. Los primeros años del nuevo siglo han sido el momento oportuno para la recolección de resultados homogéneos y comparables, lo que ha permitido un mejor conocimiento de los elementos del proceso de resucitación y favorecido la acumulación de una mayor evidencia científica sobre cada uno de ellos. En junio de 2001 la nueva evidencia acumulada llevó a la realización de un simposio sobre Enseñanza de la Resucitación, que se realizó en la histórica abadía que da nombre a la metodología33, y en abril de 2002 un grupo de trabajo del ILCOR inició en Melbourne (Australia) una serie de reuniones para revisar la experiencia acumulada con el empleo del Estilo Utstein, dando como resultado la publicación de una versión simplificada y actualizada aplicable tanto en resucitación de adultos como pediátrica o neonatal, y tanto en el medio extrahospitalario como en el hospital34,35.

El Grupo de trabajo PULSE

El grupo de trabajo PULSE (Post-Resuscitative and Initial Utility in Life Saving Efforts) fue convocado tras la publicación de las Recomendaciones Internacionales 2000, al confirmarse los pobres resultados alcanzados en resucitación36-38. El PULSE fue una iniciativa multidisciplinaria que reunió a expertos internacionales en la materia y contó con el respaldo de diferentes organizaciones gubernamentales norteamericanas. El propósito del PULSE fue proporcionar un foro interdisciplinario para el análisis de nuevos tratamientos de la parada cardíaca e identificar las más prometedoras tendencias de investigación en resucitación. Las acciones específicas propuestas por el grupo PULSE para reducir la mortalidad de las paradas cardíacas incluyeron: extender la investigación (básica y aplicada) y el desarrollo tecnológico, establecer una red de ensayos clínicos in

ACTITUD DEL PLAN NACIONAL DE RCP

La ILCOR C2005 ha representado la consolidación de la evaluación de la evidencia científica como cimiento esencial sobre el que construir las recomendaciones para la enseñanza y aplicación de las técnicas y secuencias de resucitación y cuidados de emergencia. Tras su participación en la conferencia, el PNRCP ha puesto ya en marcha los mecanismos para la actualización de sus recomendaciones, que serán redactadas a partir de las directrices del ERC y de forma prácticamente simultánea, aunque se esperará para su publicación a que el ERC las haya presentado. Una vez elaboradas las nuevas recomendaciones, la SEMICYUC las presentará en el Consejo Español de Resucitación a las instituciones que lo conforman. No obstante, y como información previa, está planificada la publicación en Medicina Intensiva, durante el primer trimestre de 2006, de un análisis de las recomendaciones definitivas del ILCOR.

Con el fin de renovar el material docente y de adecuarlo a las nuevas recomendaciones, se han designado los editores de Soporte Vital Básico, de Desfibrilación semiautomática, de Soporte Vital Avanzado y de Soporte Vital Avanzado en Trauma para que pueda disponerse, con carácter casi inmediato, del adecuado equipamiento una vez que el ERC haya publicado sus directrices

Sería deseable que todo este proceso tuviese la participación masiva del colectivo de intensivistas que caracterizó a anteriores ediciones del PNRCP y también de todos los profesionales involucrados en la formación y en la aplicación asistencial del soporte vital. Para ello, desde estas páginas se hace un llamamiento a la participación activa, pudiendo a tal fin dirigirse a la Gerencia del Plan Nacional de RCP a través de la Secretaría de la SEMICYUC (secretaria@semicyuc.org).

Conflicto de intereses. Los autores no hemos recibido ayuda económica alguna para la realización de este trabajo. Tampoco hemos firmado ningún acuerdo por el que vayamos a recibir beneficios u honorarios por parte de alguna entidad comercial. Por otra parte, ninguna entidad comercial ha pagado a fundaciones, instituciones educativas u otras organizaciones sin ánimo de lucro a las que estemos afiliados.

Bibliografía
[1]
Cardiopulmonary resuscitation: statement by the Ad Hoc Committee on Cardiopulmonary Resuscitation of the Division of Medical Science.s, National Academy of Sciences-National Research Council..
JAMA, 198 (1966), pp. 372-9
[2]
Standards for Cardiopulmonary resuscitation (CPR) and emergency cardiac care (ECC). JAMA. 1974;227 Supl:833-68.
[3]
Paraskos JA..
History of CPR and the role of the national conference..
Ann Emerg Med, 22 (1993), pp. 275-80
[4]
American Heart Association..
Standards and Guidelines for Cardiopulmonary resuscitation (CPR) and emergency cardiac care (ECC)..
JAMA, 244 (1980), pp. 453-509
[5]
American Heart Association..
Standards and Guidelines for Cardiopulmonary resuscitation (CPR) and emergency cardiac care (ECC)..
JAMA, 255 (1986), pp. 2905-84
[6]
American Heart Association Emergency Cardiac Care Committee and Subcommittees..
Guidelines for cardiopulmonary resuscitation and emergency cardiac care..
JAMA, 268 (1992), pp. 2171-295
[7]
The American Heart Association in collaboration with the International Liaison Committee on Resuscitation (ILCOR)..
Guidelines 2000 for Cardiopulmonary Resuscitation and Emergency Cardiovascular Care: International Consensus on Science..
Circulation, 102 (2000), pp. I
[8]
European Resuscitation Council..
Guidelines for basic and advanced cardiac life support..
Resuscitation, 24 (1992), pp. 103-21
[9]
Guidelines for Resuscitation. Antwerp (Belgium): European Resuscitation Council; 1996.
[10]
Handley AJ, Bahr J, Baskett P, Bossaert L, Chamberlain D, Dick W, et al..
The 1998 European Resuscitation Council guidelines for adult single rescuer basic life support: A statement from the Working Group on Basic Life Support, and approved by the executive committee. Resuscitation. 1998;37:67-80..
Erratum in:Resuscitation, 38 (1998), pp. 131-2
[11]
Robertson C, Steen P, Adgey J, Bossaert L, Carli P, Chamberlain D, et al..
The 1998 European Resuscitation Council guidelines for adult advanced life support..
Resuscitation, 37 (1998), pp. 81-90
[12]
The American Heart Association in collaboration with the International Liaison Committee on Resuscitation (ILCOR)..
Guidelines 2000 for Cardiopulmonary Resuscitation and Emergency Cardiovascular Care: International Consensus on Science..
Resuscitation, 46 (2000), pp. 1-447
[13]
Perales N..
Plan Nacional para la difusión y enseñanza de la Resucitación Cardiopulmonar..
Med Intensiva, 10 (1986), pp. 1-2
[14]
Perales N..
Atención prehospitalaria a la cardiopatía isquémica aguda. Importancia de la difusión de la resucitación cardiopulmonar (RCP)..
Med Intensiva, 10 (1986), pp. 3-12
[15]
Comité de Resucitación Cardiopulmonar de la SEMIUC..
Recomendaciones para el soporte vital básico y avanzado en el adulto del European Resuscitation Council..
Med Intensiva, 19 (1994), pp. 134-5
[16]
Gu??a de Resucitaci??n Cardiopulmonar B??sica. 1.?? ed. Barcelona: Masson; 1996.
[17]
Manual de soporte vital avanzado. 1?? ed. Barcelona: Masson; 1996.
[18]
Kloeck W, Cummins RO, Chamberlain D, Bossaert L, Callanan V, Carli P, et al..
Early defibrillation. An advisory statement by the Advanced Life Support Working Group of the International Liaison Committee on Resuscitation..
Circulation, 95 (1997), pp. 2183-4
[19]
Bossaert L, Callanan V, Cummins RO..
Early defibrillation. An advisory statement by the Advanced Life Support Working Group of the International Liaison Committee on Resuscitation..
Resuscitation, 34 (1997), pp. 113-4
[20]
Kloeck W, Cummins RO, Chamberlain D, Bossaert L, Callanan V, Carli P, et al..
The universal advanced life support algorithm: an advisory statement from the Advanced Life Support Working Group of the International Liaison Committee on Resuscitation..
Circulation, 95 (1997), pp. 2180-2
[21]
Kloeck W, Cummins RO, Chamberlain D, Bossaert L, Callanan V, Carli P, et al..
The universal advanced life support algorithm: an advisory statement from the Advanced Life Support Working Group of the International Liaison Committee on Resuscitation..
Resuscitation, 34 (1997), pp. 109-11
[22]
American Heart Association in collaboration with the International Liaison Committee on Resuscitation (ILCOR)..
Proceedings of the Guidelines 2000 Conference for Cardiopulmonary Resuscitation and Emergency Cardiovascular Care: An International Consensus on Science..
Ann Emerg Med, 37 (2001), pp. S1-200
[23]
Handley AJ, Monsieurs KG, Bossaert LL..
European Resuscitation Council Guidelines 2000 for Adult Basic Life Support. A statement from the Basic Life Support and Automated External Defibrillation Working Group and approved by the Executive Committee of the European Resuscitation Council..
Resuscitation, 48 (2001), pp. 199-205
[24]
Monsieurs KG, Handley AJ, Bossaert LL..
European Resuscitation Council Guidelines 2000 for Automatic External Defibrillation. A statement from the Basic Life Support and Automated External Defibrillation Working Group and approved by the Executive Committee of the European Resuscitation Council..
Resuscitation, 48 (2001), pp. 207-9
[25]
de Latorre F, Nolan J, Robertson C, Chamberlain D, Baskett P..
European Resuscitation Council Guidelines 2000 for Adult Advanced Life Support. A statement from the Advanced Life Support Working Group and approved by the Executive Committee of the European Resuscitation Council..
Resuscitation, 48 (2001), pp. 211-21
[26]
Handley AJ, Monsieurs KG, Bossaert LL..
Recomendaciones 2000 del European Resuscitation Council para el soporte vital básico en adultos. Comunicado del Grupo de Trabajo de soporte vital básico y Desfibrilación Automática Externa aprobado por el Comité Ejecutivo del European Resuscitation Council..
Med Intensiva, 25 (2001), pp. 344-50
[27]
Monsieurs KG, Handley AJ, Bossaert LL..
Recomendaciones 2000 del European Resuscitation Council para la desfibrilación externa automática. Comunicado del Grupo de Trabajo de soporte vital básico y Desfibrilación Externa Automática aprobado por el Comité Ejecutivo del European Resuscitation Council..
Med Intensiva, 25 (2001), pp. 351-3
[28]
De Latorre F, Nolan J, Robertson C, Chamberlain D, Baskett P..
Recomendaciones 2000 del European Resuscitation Council para un soporte vital avanzado en adultos. Declaración del Grupo de Trabajo sobre soporte vital avanzado, aprobada por el Comité Ejecutivo del European Resuscitation Council..
Med Intensiva, 25 (2001), pp. 354-64
[29]
Cummins RO, Chamberlain DA, Abramson NS, Allen M, Baskett PJ, Becker L, et al..
Recommended guidelines for uniform reporting of data from out-of-hospital cardiac arrest: the Utstein Style. A statement for health professionals from a task force of the American Heart Association, the European Resuscitation Council, the Heart and Stroke Foundation of Canada, and the Australian Resuscitation Council..
Circulation, 84 (1991), pp. 960-75
[30]
Cummins RO, Chamberlain D, Hazinski MF, Nadkarni V, Kloeck W, Kramer E, et al..
Recommended guidelines for reviewing, reporting, and conducting research on in-hospital resuscitation: the in-hospital 'Utstein style'. A statement for healthcare professionals from the American Heart Association, the European Resuscitation Council, the Heart and Stroke Foundation of Canada, the Australian Resuscitation Council, and the Resuscitation Councils of Southern Africa..
Resuscitation, 34 (1997), pp. 151-83
[31]
Zaritsky A, Nadkarni V, Hazinski MF, Foltin G, Quan L, Wright J, et al..
Recommended guidelines for uniform reporting of pediatric advanced life support: The Pediatric Utstein Style..
Resuscitation, 30 (1995), pp. 95-115
[32]
Idris AH, Becker L, Ornato JP, Hedges JR, Bircher NG, Chandra NC, et al..
Utstein-style guidelines for uniform reporting of laboratory CPR research: A statement for healthcare professionals from a task force of the American Heart Association, the American College of emergency Physicians, the American College of Cardiology, the European Resuscitation Council, the Heart and Stroke Foundation of Canada, the Institute of Critical Care Medicine, the Safar Center for Resuscitation Research, and the Society for academic Emergency Medicine..
Ann Emerg Med, 28 (1996), pp. 527-41
[33]
Chamberlain DA, Hazinski MF; European Resuscitation Council; American Heart Association; Heart and Stroke Foundation of Canada; Resuscitation Council of Southern Afric.a, Australia and New Zealand Resuscitation Council; Consejo Latino-Americano de Resucitacion..
Education in resuscitation: an ILCOR symposium: Utstein Abbey: Stavanger, Norway: June 22-24, 2001..
Circulation, 108 (2003), pp. 2575-94
[34]
Jacobs I, Nadkarni V, and the ILCOR Task Force on Cardiac Arrest and Cardiopulmonary Resuscitation Outcomes..
Resuscitation Registries A Statement for Healthcare Professionals From a Task Force of the International Liaison Committee on Resuscitation (American Heart Association, European Resuscitation Council, Australian Resuscitation Council, New Zealand Resuscitation Council, Heart and Stroke Foundation of Canada, Inter-American Heart Foundation, Resuscitation Councils of Southern Africa)..
Circulation, 110 (2004), pp. 3385-97
[35]
Jacobs I, Nadkarni V, and the ILCOR Task Force on Cardiac Arrest and Cardiopulmonary Resuscitation Outcomes..
Resuscitation Registries A Statement for Healthcare Professionals From a Task Force of the International Liaison Committee on Resuscitation (American Heart Association, European Resuscitation Council, Australian Resuscitation Council, New Zealand Resuscitation Council, Heart and Stroke Foundation of Canada, Inter-American Heart Foundation, Resuscitation Councils of Southern Africa). Resuscitatio, 63 (2004), pp. 233-49
[36]
Weil MH, Becker L, Budinger T, Kern K, Nichol G, Shechter I, et al..
Post resuscitative and initial utility in life saving efforts (PULSE). A workshop executive summary (International statement)..
Resuscitation, 50 (2001), pp. 23-5
[37]
Weil MH, Becker L, Budinger T, Kern K, Nichol G, Shechter I, et al..
Post resuscitative and initial utility in life saving efforts (PULSE). A workshop executive summary. June 29-30, 2000; Lansdowne Resort and Conference Center; Leesburg, Va (Cardiovascular news)..
Circulation, 103 (2001), pp. 1182-4
[38]
Weil MH, Becker L, Budinger T, Kern K, Nichol G, Shechter I, et al..
Workshop executive summary report: Postresuscitative and initial utility in life-saving efforts (PULSE), June 29-30, 2000, Lansdowne Resort and Conference Center, Leesburg, VA (Special article)..
Crit Care Med, 29 (2001), pp. 878-9
[39]
Sackett DL, Rosenberg W, Gary JA, Haynes RB, Richardson WS..
Evidence-based medicine: what is it and what it isn't..
BMJ, 312 (1996), pp. 71-2
[40]
Medicina basada en la evidencia. C??mo practicar y ense??ar la MBE. Madrid: Momento M??dico Iberoamericana; 1997.
[41]
Álvarez JA..
Supervivencia de la parada cardíaca..
Rev Clin Esp, 202 (2002), pp. 658-64
[42]
Álvarez JA..
Pobre evolución de la mortalidad por parada cardíaca en España..
Rev Clin Esp, 203 (2003), pp. 513-6
Idiomas
Medicina Intensiva

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?