Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 46. Núm. 2.
Páginas 121 (Febrero 2022)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 46. Núm. 2.
Páginas 121 (Febrero 2022)
In Memoriam
Acceso a texto completo
Jorge López Martínez (1946-2021)
Visitas
...
J.C. Montejo Gonzáleza,
Autor para correspondencia
jmontejohdoc@gmail.com

Autor para correspondencia.
, A. García de Lorenzo y Mateosb
a Servicio de Medicina Intensiva, Hospital Universitario 12 de Octubre, Madrid, España
b Servicio de Medicina Intensiva, Hospital Universitario La Paz-Cantoblanco, Madrid, España
Información del artículo
Texto completo

Nacido en Madrid, estudió en el Liceo Francés y vivió en París durante algunos años de su adolescencia. Tras estudiar Medicina en la Universidad Complutense de Madrid, realizó la Residencia de Medicina Interna en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid, incorporándose luego como médico adjunto al Servicio de Medicina Interna dirigido por el Prof. Amador Schüller en el Hospital Universitario 12 de Octubre.

A lo largo de su vida profesional tuvo la oportunidad de impulsar y participar en la creación y desarrollo de varias áreas dentro de la Medicina. Formó parte del primer equipo médico en la primera UCI española (la creada en la Fundación Jiménez Díaz) y se incorporó posteriormente al equipo de Medicina Intensiva del Hospital Universitario «Severo Ochoa» de Leganés (Madrid) poco después de su apertura en el año 1990. En dicho centro desarrolló su labor como intensivista y coordinador de trasplantes hasta su jubilación en el año 2011.

En su desarrollo como intensivista pronto quedaron patentes sus áreas de interés en la atención al paciente crítico, siendo la nefrología y los aspectos metabólicos y nutricionales los 2 temas que más le preocuparon en su actividad profesional y en los que llegó a ser un referente a nivel nacional e internacional, como lo demuestran sus múltiples publicaciones sobre el tema y su participación como ponente en diversos cursos de formación, congresos y jornadas científicas. Sus clases y conferencias siempre fueron brillantes y amenas, demostrando el conocimiento de cada tema y el interés, incluso el entusiasmo, por transmitirlo a las diversas audiencias.

Quienes tuvieron la suerte de compartir con él la actividad profesional en el «día a día» han destacado su profundo conocimiento de las bases de la Medicina Intensiva y su acertado criterio en la toma de decisiones sobre los pacientes a su cargo.

Como tutor de residentes desarrolló una tarea de formación y tutela rigurosas, siempre en un entorno amable y capaz de generar confianza y estimular el aprendizaje. Los MIR formados bajo su tutela reconocen la huella imborrable que dejó en ellos, siempre con su mejor sonrisa, que no ocultaba un espíritu crítico y una alta dosis de «escepticismo científico» basado en un saber enciclopédico.

Fue socio de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC), en la que participó en varios grupos de trabajo: GT de Cuidados Intensivos Cardiológicos y RCP, GT de Trasplantes y GT de Metabolismo y Nutrición. En este último, fue socio fundador, secretario, vicecoordinador y coordinador, llevando a cabo las tareas propias de sus cargos con dedicación y entusiasmo. Participó también en el Comité de Redacción de la revista Medicina Intensiva.

Formó parte del grupo de intensivistas madrileños que creamos la Sociedad de Medicina Intensiva de la Autonomía de Madrid (SOMIAMA), en la que ocupó los cargos de secretario y presidente. Durante su mandato, se promovieron varias actividades entre las que destaca la puesta en marcha de un curso de Tratamiento Nutricional en el paciente crítico dirigido a MIR.

En la última Jornada anual de SOMIAMA y en la reunión del Grupo de Trabajo de Metabolismo y Nutrición, recientemente celebradas, hemos podido rendirle un sentido homenaje en recuerdo de su amistad, que siempre era motivo suficiente para acudir a las reuniones en las que él participaba, y de sus inestimables aportaciones científicas, de las que su fallecimiento nos ha privado.

Como persona, fue amante de la vida, viajero infatigable, brillante, divertido y ameno (así lo recuerdan sus seres más queridos). Siempre ofreció lo mejor de sí mismo a quienes tuvimos la suerte de compartir momentos vividos fuera del entorno estrictamente profesional. La sonrisa siempre presente fue un estímulo para disfrutar de muchas vivencias compartidas que, por siempre, serán recordadas en su memoria.

Descanse en Paz.

Idiomas
Medicina Intensiva

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?